Ser futura mamá en tiempos revueltos

El mero hecho de ser mamá es toda una aventura. Durante el embarazo surgen infinidad de pensamientos, dudas y emociones. Nos planteamos todo tipo de cuestiones: ¿Irá bien el embarazo?, ¿cómo cambiará mi vida?, ¿estoy preparada?. 

Afortunadamente la naturaleza sabe lo que se hace y dota a las futuras mamás de más defensas y energía durante los meses de embarazo, y gracias a eso podrá afrontar los meses de embarazo sin problemas. Cierto es que no todas las mamás son iguales, pero de un modo u otro conseguirán sacar fuerzas de donde no las hay, porque, aunque no lo sepan, ¡van a ser Super Mamas!.

Si a todo esto añadimos el contexto pandémico actual con el Covid-19, conseguimos el cóctel perfecto para tener aún más inseguridades y miedos, si cabe.

Lo que más nos preocupa es la salud del bebe, por eso cada ecografía nos tranquiliza y nos da seguridad. Pero, obviamente las ecografías están programadas y no podemos hacernos una cada vez que tenemos alguna inquietud o inseguridad. Sobre todo porque no sería nada sano.

Futura mamá

Una solución intermedia sería el doppler fetal, que podemos usarlo con relativa frecuencia y lo usan de hecho muchas futuras mamás.

El doppler fetal es un dispositivo que te permite oír los latidos del corazón del bebé en la tripa de la madre.

Se han utilizado inicialmente en el ámbito médico, su uso le permite al profesional conocer a través de los latidos cardíacos del feto si éste se encuentra estable o si bien existe algún inconveniente en los que se deba intervenir.

El uso doméstico de los doppler fetales se ha extendido en los debido a la preocupación de los padres, sobre todo cuando son primerizos o han tenido algún evento desafortunado con embarazos anteriores, es una opción para verificar que el bebé se encuentra bien y tiene un efecto tranquilizador en los padres.

A lo largo del embarazo la futura madre se somete a diversas pruebas ecográficas y controles en cada uno de los trimestres. Estas visitas médicas no pueden ser sustituidas bajo ningún concepto. Ahora bien, los futuros padres pueden hacer uso de este novedoso recurso que les permitirá sentirse más cercanos a su bebé.

¿Cómo funciona el doppler fetal?

El doppler funciona con tecnología de ultrasonidos. Dispone de una sonda que emite ondas sonoras de alta frecuencia, éstas pueden atravesar la piel hasta llegar al órgano a analizar. En el momento en el que encuentra algo el movimiento como el corazón, serán rebotadas directamente al dispositivo.

¿Cuál es el rango de pulsaciones normal?

El comportamiento de los latidos fetales varía durante las semanas de gestación.

Empezando en la quinta semana, el corazón del feto se acelerará a un ritmo de 3.3 latidos por día para el próximo mes.

El corazón del feto empieza a latir aproximadamente al mismo ritmo que el de la madre, el cual es de 80 a 85 lpm (latidos por minuto).


Semana 5 empieza a 80 y termina a 103 lpm.
Semana 6 empieza a 103 y termina a 126 lpm.
Semana 7 empieza a 126 y termina a 149 lpm.
Semana 8 empieza a 149 y termina a 172 lpm.

En la semana 9 los latidos fetales tienden a latir dentro del rango de 148 a 160 lpm.
El ritmo cardíaco fetal empezará a decrecer y por lo general bajará hasta posicionarse dentro del rango de 120 a 160 lpm para la semana 12. Por lo tanto, es entre este rango que deberías encontrar la frecuencia cardíaca de tu bebé

En algunas mujeres el corazón del feto puede ser detectado dentro de 8 a 12 semanas. El corazón del bebé debe ser audible en el 95% de los embarazos de 12 semanas, y en casi el 100% después de las 14 semanas

Es importante recordar que cada persona es diferente, por lo que al no encontrar los latidos del corazón del bebé en embarazos tempranos no es motivo de preocupación. Si se tienen preocupaciones acerca de sobre el embarazo, es conviente ponerse en contacto con el médico.

Sonda Doppler de alta sensibilidad
¿Es seguro?

En ocasiones hay confusión a la hora de diferenciar entre un doppler y una máquina de ultrasonido (ecosonograma).

Los equipos de ultrasonido son máquinas utilizadas para obtener una imagen, mientras que  los monitores de ritmo cardíaco doppler fetal nos permiten escuchar los latidos del corazón del bebé.

Aunque ambas tecnologías utilizan ondas sonoras para obtener información, las ondas de una máquina de ultrasonido más de 40 veces más altas que las de un monitor de latidos fetales doppler. Además, la frecuencia y la variación de la utilización de la sonda (entre 2,5-10 sondas MHz ) y los niveles de salida (hasta 740 vatios) requieren que solamente un técnico de ultrasonido capacitado pueda realizar una ecografía, mientras que un doppler sólo tiene unos pocos (2 , 3,4,8 MHz) y un nivel de salida menos de 20 vatios para que pueda ser utilizado fácilmente y de forma segura por cualquier persona.

A continuación te ofrecemos nuestro Monitor Fetal Doppler, que es  cómodo, práctico y seguro.

 

Características:

  1. Sonido cardíaco fetal claro.
  2. Pantalla LCD: modo de trabajo multiparámetro y pantalla de frecuencia cardíaca fetal, pantalla clara FHR (frecuencia cardíaca Fetal).
  3. Alta sensibilidad: grado médico, sonda resistente al agua de alta sensibilidad, baja potencia de ultrasonido, más seguro para el futuro bebé. La sonda es resistente al agua pero el monitor no lo es.
  4. Compatible con auriculares y altavoces (auriculares no incluidos).
  5. Perfecto para escuchar y grabar el latido del corazón de tu bebé a partir de las 12 semanas.
  6. Ligero y fácil de llevar, controla tu embarazo y comparte tu alegría con familiares y amigos. 

Instrucciones de uso: 

  1. Antes de usarlo por primera vez, asegúrate que has colocado las pilas.
  2. Pulsa el botón de encendido y ajusta el volumen.
  3. Túmbate con una almohada acolchada, mantener las piernas rectas y relájate.
  4. Coloca la sonda fetal en el abdomen para localizar la posición del feto y encontrar la mejor dirección para el corazón fetal.
  5. Después de escuchar el sonido fetal regular del corazón, el valor FHR se mostrará en la pantalla en tiempo real.

Consejos:

  1. Cada vez que se usa el medidor de frecuencia cardíaca fetal, limpia y desinfecta con un paño seco o una toalla de papel.
  2. Si no usas la máquina durante mucho tiempo, se recomienda retirar la batería y guardarlo bien.
  3. Este instrumento es una herramienta de prueba de frecuencia cardíaca fetal, que no puede reemplazar el monitoreo de frecuencia cardíaca fetal convencional. Si el resultado de la frecuencia cardíaca fetal no es creíble, use otros métodos inmediatamente, como usar un estetoscopio para la verificación.
  4. Debe garantizarse que el entorno en el que se utiliza el instrumento no esté sujeto a potentes fuentes de interferencias electromagnéticas, como interferencias de transmisores inalámbricos o teléfonos móviles.
  5. Adecuado para uso intermitente a corto plazo
  6. La batería no se incluye

¿Cómo usar tu doppler fetal? 

Doppler fetal

  • La mejor manera de empezar a examinar con el doppler, es recostándose con el abdomen expuesto, aunque puede ser posible encontrar el ritmo cardíaco en una posición sentada o de pie. 
  • Aplica una cantidad generosa de gel de ultrasonido. En un embarazo temprano, la mejor técnica es comenzar con el transductor (sonda) en la línea media del abdomen (por encima de la línea del pubis) apuntando hacia abajo del hueso púbico. La sonda debe entonces estar en un ángulo donde lentamente puedas buscar obtener la frecuencia cardíaca fetal.
  • Sé paciente, al principio del embarazo el tamaño del corazón del feto es muy pequeño y el sonido débil puede ser muy difícil de escuchar o que se confunda con otros sonidos. Un embarazo más desarrollado puede hacer que sea más fácil encontrar el latido del corazón. Trata de evitar arrastrar la sonda alrededor, ya que sólo aumentará la estática y hará que sea más difícil encontrar el latido.
  • Como regla general, un examen con un doppler fetal no debe durar más de 10 minutos. Si no encuentras el latido del corazón en este período de tiempo, toma un descanso.
  • Para diferenciar si estás escuchando tus latidos y no los del bebé es mediante la frecuencia cardíaca o latidos por minuto (lpm). La frecuencia cardíaca de tu bebé será entre 120 y 160 lpm, esto se considera el rango normal de una frecuencia cardíaca fetal. Por el contrario, tu ritmo cardíaco será mucho menos: 60-100 lpm.
  • Otra manera de diferenciarlos es tomando tu pulso en la muñeca, si el pulso que detectas está a ritmo con tu pulso y además es menor de 100, lo más probable es que sea u latido y no el del bebé.
  • Se podrá comenzar a monitorear los latidos del feto en cualquier momento del embarazo una vez que haya pasado la semana 12 de gestación.
  • Debe hacerse un uso racional del dispositivo. Es recomendable no hacer un uso asiduo del doppler para no dañar el estado de salud del feto, por lo que se recomienda unas o dos inspecciones en la semana por un tiempo no mayor de diez minutos cada una.
  • Si tienes más preguntas o inquietudes acerca de la frecuencia cardíaca de tu bebé contacta a tu médico.

 

 

 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados