Hazlo tu mismo!!

Los niños nos han dejado las paredes hechas un asco pero tampoco nos atrevemos a pintar porque sospechamos que volverá a ocurrir en unos días.... y gastarnos un dineral en pintura o pintores para que no nos dure teniéndonos que rascar el bolsillo, y encima ahora en plena crisis pandémica no es una buena idea.

Si este es tu caso... tienes dos opciones, o esperas a que los niños crezcan y ya no te hagan estropicios por la casa pero seguirás viendo todo manga por hombro o te apuntas al "Hazlo tu mismo" y te gastas sólo el material que necesites que será mucho más barato que llamar al pintor o albañil, a no ser que lo tengas en casa claro.

Todos nos hemos dado cuenta que en los últimos tiempos hay infinidad de soluciones y materiales para renovar tus hogar  sin grandes obras o mejor aún sin nada de obra.

          

Hay múltiples opciones de revestimiento de paredes, como el papel pintado en sus acabados textil, lavables o vinilos que aportan un nuevo toque a esa pared que ya estás cansada o cansado de ver siempre igual o en mal estado. 

También los hay que aguantan la humedad perfectamente, aptos para cocinas y baños y algunos son capaces de una vez puestos insonorizar cualquier estancia de tu casa. Los hay en múltiples colores para combinar con la habitación que elijas. El abanico es tan amplio que podemos volvernos locos para tener que elegir cualquiera de las opciones.

Fantástico verdad?       Pero cómo podemos hacerlo?

Teniendo en cuenta que tendrás que invertir un ratito de tu valioso tiempo para hacerlo, será una forma divertida y satisfactoria de ver bonito ese lugar de tu casa que parecía no tener remedio sin una gran inversión. 

Entre varias de las opciones hemos elegido una que da muy buen resultado, da un toque distinto y moderno y queda chulísimo, a parte que para los que tenemos niños es alucinante, se limpia bien e insonoriza por lo que para su habitación es ideal, pero puedes usarlo en cualquier estancia porque con un poco de imaginación y ganas te quedará perfecto.

 

Se trata de un revestimiento de pared adhesivo tipo ladrillo que queda con un acabado muy real, hecho en pvc por lo que es muy fácil de quitar cualquier mancha y viene con relleno de espuma, sólo tiene de grosor 3mm y cada pieza mide 77x70cm por lo que con muy pocas piezas podrás ocupar bastante pared. 

Para ponerte manos a la obra sólo necesitarás metro, tijeras un poco de imaginación, visualizar en tu mente tu obra de arte y Manos a la obra!! Te aseguro que la satisfacción de hacerlo tu mismo y verlo terminado es impagable.

                       

Ten en cuenta que si pones tal cual una pieza al lado de otra (es la manera más fácil y rápida) aunque también quedará bonito te aconsejamos que recortes las piezas para formar un ladrillo completo si ves que no casan bien una pieza al lado de la otra, ya que si nos queda un trozo pequeño por cubrir puede que tengamos que acoplar las piezas.  Te indicamos en la siguiente imagen a modo de ejemplo como puedes hacerlo y se verá perfecto.

También si quieres insertar ladrillos de diferente color para darle un estilo más divertido o un toque especial. 

Y después de un rato de trabajo te quedarán rincones tan bonitos como estos. A que te encantaría probarlo?  

        

 

Y ahora si te atreves nos vas enviando tus resultados, nos encantará verlos y poder publicarlos si tu quieres claro !!

Ah y se me olvidaba!!! En nuestra web, en nuestra colección de Decoración,  puedes encontrar un pack de 12 piezas y no se lo digas a nadie... pero a muy buen precio. 

Aquí te dejo el link para que le eches un vistazo. 

 

 

 

 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados