10 consejos para una piel de aspecto más saludable

Cuida tu piel desde dentro

 

La piel es el espejo de tu alma

Cuidar tu piel puede mejorar su aspecto y reducir los signos del envejecimiento. Conviene solucionar el problema de raíz, y en la gran mayoría de casos podemos conseguirmo mejorando nuestros hábitos de alimentación y descanso. A continuación tienes diez sencillos pasos para una piel sana y radiante.

La alimentación sana es fundamental para tu piel

Alimenta tu piel

A estas alturas, todos sabemos que comer productos frescos y alimentos integrales puede mejorar su salud. De lo que quizás no te des cuenta es de los efectos positivos que tiene una alimentación saludable en tu piel. La elección de alimentos con alto contenido de antioxidantes y vitaminas le dará a tu piel un maravilloso brillo saludable, además de reparar y reducir los signos del envejecimiento. Consume bayas, verduras de hoja verde, brócoli, cítricos y kiwis, semillas de girasol y almendras para aprovechar los beneficios.

Mantente hidratado

No beber suficiente agua es uno de los mayores delitos contra su piel. La deshidratación produce arrugas que muchos de nosotros queremos evitar, especialmente en la cara. Beber un mínimo de dos litros de agua filtrada al día mantendrá la piel radiante y bien hidratada de adentro hacia afuera.

Usa productos de calidad para el cuidado de la piel

Utiliza productos de calidad para el cuidado de la piel

Elegir productos para el cuidado de la piel con alto contenido de nutrientes y vitaminas es como alimentar su piel.  La gama de productos para el cuidado de la piel antiedad está llena de cremas y limpiadores que no solo limpian la piel, la nutren, reparan y rejuvenecen.

Manten hidratada tu piel

Manten tu piel hidratada

Junto al agua limpia, los humectantes para la piel, los aceites y los sueros son imprescindibles para mantener la piel hidratada. Busca productos que sean suaves y que se adapten a su tipo de piel. Los humectantes de buena calidad pueden hacer maravillas para mantenerte fresco.

Ten una rutina diaria de cuidado de la piel

Mantener una piel sana significa comprometerse con un régimen diario. Adquiere el hábito de limpiar y aplicar sus humectantes favoritos cada mañana y nuevamente antes de acostarse. No tomará mucho tiempo establecer una rutina de cuidado de la piel rápida que muestre resultados en poco tiempo.

Protege tu piel del sol

Si bien el sol ofrece una buena dosis de vitamina D, demasiada puede dañar su piel. La sobreexposición conduce a la piel seca, lo que puede provocar arrugas excesivas y posiblemente cáncer de piel, por lo tanto es fundamental olvidarse de esas largas sesiones al sol durante el verano.

Evita los hábitos que dañan la piel

Fumar y beber en exceso pasa factura a tu piel. Fumar no es saludable en muchos niveles, por lo que dejar de fumar beneficiará no solo a su piel, sino también a su sistema respiratorio. El alcohol deshidrata y agregará años a tu rostro. 

Intenta reducir el nivel de estrés

El estrés tiene un impacto masivo en tu salud y, potencialmente, en tu piel. Hay un dicho de las abuelas que dice que preocuparse te da arrugas y es cierto que fruncir el ceño aumenta las líneas de expresión. Encontrar formas agradables de reducir tus niveles de estrés podría tener el mismo efecto que un tratamiento de estiramiento facial natural, así que acepta las cosas que te hacen feliz y limita tu exposición a las cosas que causan el caos.

Limita el maquillaje

Limitar el maquillaje

Usar mucho maquillaje puede obstruir los poros, lo que podría resultar en puntos negros y granos. Si no puedes vivir sin maquillarte diariamente busca cosméticos naturales que sean suaves para tu piel. Siempre quítate el maquillaje con un cuidado de la piel de calidad antes de acostarte.

Mejora la calidad del sueño

Hay una razón por la que se llama sueño reparador. Mientras duermes, tu cuerpo se dedica a reparar y rejuvenecer las células de la piel, por lo que es importante darle a su cuerpo el espacio y el tiempo para hacerlo. Trates de dormir ocho horas cada noche para tener una piel sana y radiante.

Conviene evitar rutinas que nos desvelan como mirar el teléfono antes de dormir. También es conveniente evitarlo al levantarnos por la mañana, ya que nos distrae y descentra.

Cuidar tu piel es una parte importante de un estilo de vida saludable. Si ha sintentado todo para lograr una piel sana, pero todavía está luchando por lograr una piel de aspecto increíble, considera hablar con un especialista en cuidado de la piel.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados